martes, abril 26, 2011

LOS SIKH NO MIENTEN

Una vez un Sikh fue juzgado en la corte de un rey Mugal. El rey le pidió al Sikh que dijera su versión de la historia y luego le pidió al fiscal que dijera su versión de la historia.

Luego le pidió al fiscal que probara su historia, así que trajo a todos los testigos que pudo para probarla.
Después de eso, el rey Mugal le dijo al Sikh que se fuera. Él preguntó “¿por qué?” El rey dijo, “Tú eres un Sikh y confío en ti. Mi fiscal ha fallado al probar su historia y ha tratado persistentemente de convencerme, pero no soy idiota para creerle tan fácilmente. Vete y yo encontraré la verdad”. Todo el mundo estaba sorprendido.

El fiscal se acercó al rey y le dijo que había ido a buscar justicia y que había probado su historia basándose en hechos. El rey le contestó que había un solo hecho, y ese era que él era un Sikh y los Sikhs no mienten. “¿Por qué no mienten?” El rey dijo, “porque no temen a la muerte y cualquier persona que no tiene miedo a la muerte, no puede mentir.”

El fiscal dijo, “bueno, hay otras cosas…” El rey contestó “tampoco son oportunistas” El rey continuó, “primero que nada, en mi territorio, la ley es que si eres un Sikh debes ser asesinado sin necesitar razón alguna. La primer pregunta que le hicimos fue ¿quién eres? Y el Sikh contestó ‘soy un Sikh’ la segunda pregunta fue ¿de quién eres Sikh? Y el Sikh dijo ‘soy un Sikh de Guru Gobind Singh’. ¿No entiendes que él invitó a la muerte ahí mismo y nada más importó? ¡Y tú has traído a todos esos testigos! Pero voy a darte una oportunidad para que compruebes que ese hombre ha dicho la verdad. Te doy 30 días para reafirmar tu historia y luego regresa.”

Pasaron 28 días y el fiscal fue a buscar al rey para decirle, “tenía razón, el Sikh estaba diciendo la verdad”. El rey preguntó, “¿Cómo es que te equivocaste?” Él dijo “estábamos escuchando a aquellos que querían complacernos. El Sikh estaba diciendo la verdad, su conciencia e inteligencia le estaban diciendo que debía complacer al Guru”. Llámalo carácter, llámalo compromiso, realidad o como sea, pero no es nada más que lo que el Guru da a los Sikhs – Aad sach, Llugad sach, Je bi sach, Nanak josi bi sach.*

* Verdad en el principio, verdad a través de las épocas, verdad aún ahora, Nanak dice que Él siempre será verdad.
Copyright © 2009 Sikh Dharma Bhaibandi, All Rights Reserved, Derechos Registrados

Una entrevista con Waris Ahluwalia

Dotado diseñador del Consejo de Diseñadores de Moda de América, actor (lo sono l’amore, The Darjeeling Limited, The Life Aquatic with Steve Zissou), y hombre de ciudad, Waris Ahluwalia tiene estilo y buena fortuna . “Debe estar en las estrellas,” confiesa el apuesto Sikh, cuya forma de ser, sencilla y humilde, es tal vez más distintiva que sus conexiones sociales altamente publicitadas.


¿Cuáles son tus antecedentes?
Pasé los primeros cinco años de mi vida en Punjab, India y luego me mudé a Nueva York.

¿Qué es lo que haces?
Soy un explorador.

En más detalle.
Bueno, tengo una línea de joyería llamada House of Waris. También soy actor.

Cuéntame sobre tu turbante.
Soy un Sikh, es parte de mi tradición religiosa nunca cortarme el cabello y mantenerlo atado dentro de un turbante.

¿Alguna vez te lo quitas?
Sí, cuando duermo, me baño y tengo sexo. No particularmente en ese orden. También cuando nado. Extrañamente todo con “S”
(Nota del traductor: Las acciones a las que se refiere Ahluwalia comienzan todas con la letra “S” en inglés: Sleep, shower, sex, swim)

¿Cómo comenzaste a hacer joyería?
Nunca fue mi intención hacer joyería. Hice dos anillos para mi con 40 diamantes en cada uno. Estuve en Maxfields en L.A. y los anillos llamaron la atención de el staff de ventas. El resto es historia. Yo no elegí este camino. La joyería me eligió a mi.

¿Vienes de una tradición de fabricantes de joyería?
No, no está en mi familia y yo no estoy formalmente entrenado. Debe estar en las estrellas.

¿Para ti qué es lo que hace bella a la joyería?
Es la joyería y la cerámica lo que los arqueólogos encuentran en sus excavaciones. Me gusta que se ha trabajado en ello desde siempre, el trabajo con objetos bellos que se vuelven parte íntima de la vida de alguien. Trabajo con el oro, que sostiene la historia, diamantes que ven el futuro y rubíes que duran buscan el amor.

¿Cómo comenzaste a actuar?
La actuación me encontró a mi al igual que la joyería. Una tarde Wes me pidió que estuviera en su película. Life Aquatic fue la primera película que hice y ha sido una aventura increíble desde entonces.
¿Tú siguiente filme?
Es un secreto por ahora.

Cuéntame sobre tu libro fotográfico, “Para India, con amor”
Todos estamos aquí durante el destello de un momento. Si puedo traer belleza, esperanza y alegría al mundo a mi alrededor habré servido mi propósito. Nosotros actuamos en respuesta al ataque en Mumbai en 2008 y todas las ganancias fueron al Taj Memorial Public Service Welfare Trust, quien ayuda a víctimas y familias que sufrieron durante los ataques. También quisimos que las personas leyeran en su periódico local que hay personas del otro lado del mundo enviándoles su amor y atención.

Has incursionado en muchas cosas durante los años.
Sí, desde revistas, trabajos sin ánimo de lucro, producción de filmes, etc.

¿Fracasaste en alguno?
Sí, en alguna ocasión.

¿Cuál es el valor del fracaso?
El fracaso te da la gran oportunidad para aprender. Te da la oportunidad de levantarte e intentar de nuevo. Esto debe resumir cómo me siento: “No es la crítica lo que cuenta, ni aquel que señala cómo el hombre fuerte se tropieza, o dónde el hombre trabajador lo ha hecho mejor. El crédito pertenece al hombre que de hecho está en la arena, cuya cara está sucia por el polvo, el sudor y la sangre; quien se esfuerza valientemente, quien falla, quien se vuelve pequeño una y otra vez, porque no hay esfuerzo sin error ni atajos; pero quien se esfuerza para hacer los quehaceres; quien conoce el gran entusiasmo, la gran devoción, quien se concentra en una causa que vale la pena; para quien conoce mejor el final del triunfo de un gran logro, y quien en lo peor, si falla, por lo menos falla atreviéndose grandemente, así que su lugar nunca será con aquellas frías y tímidas almas quienes ni tienen victoria ni derrota. –Theodore Roosevelt – Discurso pronunciado en Abril del 1910.

¿Qué es a lo que más le temes?
No hay razón para permitir miedo en nuestras vidas. Simplemente nos mantiene atrás. Nuestro tiempo aquí es demasiado corto para sucumbir ante el miedo. Está bien, tal vez tenga miedo al gran lobo malo.

¿Cuál fue el punto de inflexión en tu carrera?
Hago lo que me hace feliz y nutre mi alma y la de aquellos que están conmigo en este viaje. Cómo reacciona el mundo no está en mis manos. Todo comenzó con un antojo. Luego se volvió una idea. La idea se convirtió en una misión: encontrar a los mejores artesanos en el mundo y preservar el mundo de la mano artesanal, no en un museo de reliquias sino como una forma de vida. La belleza de los objetos hechos a mano que viven junto con los artículos producidos masivamente en nuestro mundo. Esa misión me ha conducido a dirigir una compañía. Hacemos objetos de belleza para una clientela que aprecia algo especial. Así que eso fue humildemente nominado para la fundación Vogue - Consejo de Diseñadores de Moda de América el año pasado, y luego volverme un miembro del (CFDA), es algo especial que te reconozcan tus compañeros y tus mayores.

Siempre estás en los medios ¿tienes vida privada?
Una vida privada es importante para mantener la salud y el sentido de la realidad. Mantengo muchos aspectos de mi vida privada, como mi hogar.

¿Qué estas leyendo ahora?
“Puertas hacia la práctica Budista” de Chagdud Tulku; “Orgasmos, como tenerlos, darlos y mantenerlos viniendo” de Lou Paget; “Por favor mátame: La Historia oral no censurada del Punk” de Legs McNeil.

¿Cómo es vivir en Nueva York?
Vivir en Nueva York es Mágico.

¿En dónde se te puede encontrar?
Me encanta comer, así que frecuentemente me encuentro en restaurantes. Me encanta Omen Café, Cluny, Bar Pitti, Raouls, San Ambroeus, Sushi Yasuda, Sogueen.

¿Cuáles otras ciudades te gustan?
Mis otras dos ciudades son Paris y Roma. Mi corazón pertenece a Roma.

¿Y otros destinos favoritos de viaje?
Playas con arenas blancas y palmeras balanceándose en mi cabeza y agua turquesa en mis pies.

¿Quiénes son los diseñadores de moda que te gustan?
Me gustan los trajes a medida.

¿Qué revistas de moda lees?
¿Acaso hay otra revista que no sea Vogue Italia?

Fuente: www.vogue.it

EL CARGADOR DE AGUA

Waheguru Ji Ka Khalsa!
Waheguru Ji Ki Fateh!!

Un cargador de agua en la India tenía dos grandes recipientes, cada uno de ellos estaba colgado al final de un palo, el cual llevaba detrás de su cuello para hacer el transporte del líquido. Uno de los recipientes estaba perfectamente hecho y nunca dejaba escapar agua. El otro recipiente tenía una fractura, y para cuando el cargador de agua llegaba a la casa de su maestro, había dejado escapar mucha agua y solo estaba lleno a la mitad.
Esto ocurrió diariamente durante dos años completos, el cargador entregaba únicamente un recipiente y medio con agua en la casa de su maestro. Por supuesto, el recipiente perfecto estaba orgulloso de sus logros. Pero el pobre recipiente fracturado estaba avergonzado de sus imperfecciones, y se sentía miserable porque solo podía cumplir con entregar la mitad de lo que se supone que tenía que entregar.

Un día, después de dos años de notar que estaba fallando, habló con el cargador de agua mientras se encontraban en el río.
- Estoy avergonzado y quiero pedirte disculpas. Dijo el recipiente.
- ¿Porqué?. Preguntó el cargador. - ¿Porqué estás avergonzado?
- Durante dos años, debido a la fractura que tengo en mi costado, solo he podido entregar la mitad de mi carga, el agua se escapa mientras tú recorres todo el camino hasta la casa de tu maestro. Por culpa de mis desperfectos, tú tienes que hacer todo este trabajo y no obtienes el reconocimiento completo por tus esfuerzos.

El cargador de agua sintió lástima por el viejo recipiente, y en su compasión le dijo.
- Mientras regresemos a la casa de mi maestro, quiero que notes las hermosas flores que hay por el camino.

En efecto, mientras subían la colina, el viejo recipiente notó que el sol calentaba las bellas flores salvajes que estaban a un lado del camino, y eso lo alentó un poco. Pero al final del viaje, aún se sentía mal porque dejaba escapar, sin querer, la mitad de su carga, así que nuevamente se disculpó con el cargador por su falla.

- ¿Notaste que únicamente había flores de tu lado del camino y no del lado del otro recipiente?. Dijo el cargador. - Eso es porque yo siempre he sabido de tu desperfecto, y tomé ventaja de él. Planté semillas de flores en tu lado del camino, y cada día, mientras regresamos, tú las riegas. Por dos años he podido cortar esas bellas flores para decorar la mesa de mi maestro. Si tú no fueras como eres, él no podría tener esa bonita gracia en su casa…

Cada uno de nosotros tiene desperfectos únicos. Todos somos recipientes fracturados; pero si lo permitimos, Dios usará nuestros desperfectos para decorar su mesa. En la gran economía de Dios nunca hay pérdidas. Deja de sentir miedo por tus desperfectos; conócelos y tú también podrás ser causa de belleza. Ten en cuenta que en nuestra debilidad encontramos nuestra fuerza.

Waheguru Ji Ka Khalsa!
Waheguru Ji Ki Fateh!!

Copyright © 2009 Sikh Dharma Bhaibandi, All Rights Reserved, Derechos Registrados

miércoles, abril 13, 2011

FELIZ VAISAKHI 2011

ਅੰਮ੍ਰਿਤ ਦੀ ਸ਼ਕਤੀ,ਪਤਾਸਿਆਂ ਦੀ ਮਿਠਾਸ ,ਕਕਾਰਾਂ ਦੀ ਵਰਦੀ ,ਬਾਨੀ ਦੀ ਪਿਆਸ ,,ਸੰਗਤ ਦੇ
ਦਰਸ਼ਨ ਤੇ ਗੁਰੂ ਨਾਲ ਪਿਆਰ ,ਮੁਬਾਰਕ ਹੋਵੇ ਖਾਲਸੇ ਨੂੰ,ਵਿਸਾਖੀ ਦਾ ਤਿਉਹਾਰ ॥..........
pargto khalsa pamatam ki moj
khalsa jio app sab ji nu visakhi di an buhat buhat wadaian jio


domingo, abril 10, 2011

Historia de la Khalsa


Historia de la Khalsa

La comunidad Sikh estaba realmente inspirada bajo la mano de Guru Gobind Rai y el 14 de Abril de 1699 (Baisakhi) tuvieron la oportunidad de demostrar su devoción y amor al Guru. Ese día Guru Gobind Rai convocó a una reunión en Anandpur Sahib, aproximadamente veinte mil Sikhs respondieron al llamado. Guru Gobind Rai se dirigió a sus discípulos después de la meditación de la mañana y empezó a contarles cómo toda la fe fue construida con la sangre y sudor de generaciones anteriores; habló del derecho de todo ser humano para alabar a Dios de la manera que quisiera y le inspirara y de cómo los mughales no toleraban esa libertad.

Todos los Sikhs estaban sentados alrededor de la plataforma escuchando los relatos del Guru. De pronto el tono amable e inspirante del Guru cambió e hizo una llamada para que todos los Sikhs se comprometieran en cuerpo, alma y espíritu a la causa de Dios. Naturalmente los Sikhs dijeron que sí se comprometían.Guru Gobind Rai levantó su espada a lo alto y retó a que alguien viniera y le dira su cabeza para confirmar su compromiso: "Mi espada desea hoy la cabeza de un Sikh".

La hora de sólo palabras había terminado, la multitud se sumergió en un profundo silencio absoluto, la mayoría pensó que el Guru se había vuelto loco y se había formado un murmullo generalizado: "¿Que quiere el Guru de nosotros? Si este hombre es nuestro protector ¿Por qué nos quiere cortar la cabeza?" El miedo aparente y la duda reinaban, algunos que estaban en primera fila se empezaron a hacer para atrás. Nuevamente se escuchó la voz clara y fuerte del Guru "¿Hay alguien dispuesto a morir y entregarme su cabeza?" De enmedio de la multitud se levantó un Sikh de 30 años de edad y comenzó a caminar hacia la plataforma. La multitud observaba atónita, el Sikh se dirifió al Guru y le dijo: "Mi cabeza siempre le ha pertenecido y si la quiere aquí la tiene, bajo el filo de su espada, amado Guru, encontraré el éxtasis eterno." Subió la plataforma y Guru Gobind Rai lo dirigió hacia una tienda de campaña colocada detrás de la misma. Los que se encontraban cerca escucharon la caída de la espada y cómo caía la cabeza al piso. La voz se esparció rápidamente por la multitud, el Guru había decapidado a Daya Ram; muchos decidieron irse para no ver el espectáculo, sus sospechas de que Guru Gobind Rai estaba loco se habían confirmado.

El Guru salió de la tienda con su espada en la mano, pero esta ocasión la espada lucía un color rojo brillante. Volvió a levantar su espada y repitió el llamado: "Ustedes se hacen llamar Sikhs del Guru, entreguenme su cabeza". El silencio volvió a asentarse sobre la multitud. Nadie podía creer lo que el Guru estaba haciendo. Desde atrás un hombre llamado Dharam Das se levantó y dijo: "Por fin ha llegado el momento que mi alma estaba esperando, disculpe la tardanza para ofrecerme al primer llamado que usted hizo maestro." Discípulo y maestro tuvieron el mismo destino dentro de la tienda de campaña, la sangre empezaba a escurrir por debajo de la plataforma.

Algunos Sikhs fueron en busca de la madre del Guru para pedirle que detuviera esta insanidad, otros fueron en busca de su esposa, sin embargo, ninguna de las dos se atrevía a intervenir. El Guru salió y volvió a hacer el terrorifico llamado otras tres veces, Así fue como tres humildes campesinos Sikhs, con toda la entrega ofrecieron sus cabezas. Después de que el último entró a la tienda de campaña transcurrió un largo rato. El Guru no salía. Por fin, el Guru salió y su cara radiaba con felicidad y satisfacción; al asombro de la multitud, detrás de él salieron los cinco discípulos que habían entregado su cabeza al Guru; ellos también radiaban felicidad, habían entregado todo a su maestro sin preguntas y sin dudas. Los cobardes se arrepintieron de no haberse ofrecido. Guru gobind Rai pidió que trajeran una vasija de acero con agua, y empezó a revolver el agua con su espada mientras cantaba himnos devocionales de los Gurus anteriores y así convirtió el agua en Amrit (Néctar). Después pidió que los cinco Sikhs se sentaran en Virasan (Postura del guerrero); en ese momento, dos cuervos se pararon sobre la vasija de acero y bebieron del Amrit; las aves emprendieron el vuelo y empezaron a pelear, subieron hacia el cielo peleando hasta que desaparecieron de la vista. Todos quedaron sorprendidos, pues el Amrit que había preparado el Guru realmente servía para desarrollar coraje y valentía.

Al ver esto, la esposa del Guru corrió a traer un terrón de azúcar, se acercó a él y le dijo: "Maestro, has preparado el Amrit para quitar el miedo y dar valentía, pero tus Sikhs también deben ser dulces y nobles." El Guru sonrió y pidió que colocara el azúcar en el agua. El Guru entonces hechó agua sobre los ojos de cada uno de los cinco Sikhs diciendo: "Wahe Guru Ji Ka Khalsa, Wahe Guru Ji Ki Fateh" (que significa:Todas las almas puras pertenecen a Dios y toda victoria es de Dios) Con esto explicó que no importa lo que pase en tu vida, siempre debes ver a todo como Dios y nunca debes distraerte de esa verdad. Finalmente les dio Amrit en las manos y les pidió que lo bebieran para consolidar su conciencia. Asimismo dio la orden de que todo Khalsa deberá usar las cinco "K". Otra sorpresa les esperaba, pues el Guru se sentó en la misma postura y les dijo "Hoy ha nacido la Khalsa, la hermandad de las almas puras, ustedes son los primeros cinco Khalsas, ahora ustedes deben bendecirme con el Amrit". Atónitos, los Cinco Bienamados (Como se les conocería), dijeron: "Usted es el maestro, nosotros no somos dignos de darte este Amrit". A esto el Guru respondió: "De hoy en adelante el maestro y el discípulo es uno, y donde sea que se encuentren cinco Khalsas, ahí estará la escencia de mi ser." El Guru entonces recibió el Amrit de mano de los cinco bienamados.

Así fue como Guru Gobind Rai, se convirtió en Guru Gobind Singh, pues dijo que todos los hombres de la Khalsa deberán traer el nombre Singh (León) y todas las mujeres el nombre de Kaur (Princesa). Después de esto, Guru Gobind Singh se dirigió a la multitud y les dijo: "Todo aquel que acepte esta disciplina, y que quiera entregarme su cabeza ahora, venga a tomar el Amrit y comprometerse con su consciencia."

Con esto miles de Sikhs pasaron a tomar el Amrit.

Copyright © 2009 Sikh Dharma Bhaibandi, All Rights Reserved, Derechos Registrados
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Para comunicarte directamente con

Bhai Haribhajan Singh Khalsa
Fundador de Sikh Dharma Bhaibandi

escríbele a : bhaiji@bhaiji.info

MEDICOS SIKH

MEDICOS SIKH
COMUNIDAD SIKH EN ESPAÑOL

NACION-KHALSA-NATION