martes, abril 26, 2011

EL CARGADOR DE AGUA

Waheguru Ji Ka Khalsa!
Waheguru Ji Ki Fateh!!

Un cargador de agua en la India tenía dos grandes recipientes, cada uno de ellos estaba colgado al final de un palo, el cual llevaba detrás de su cuello para hacer el transporte del líquido. Uno de los recipientes estaba perfectamente hecho y nunca dejaba escapar agua. El otro recipiente tenía una fractura, y para cuando el cargador de agua llegaba a la casa de su maestro, había dejado escapar mucha agua y solo estaba lleno a la mitad.
Esto ocurrió diariamente durante dos años completos, el cargador entregaba únicamente un recipiente y medio con agua en la casa de su maestro. Por supuesto, el recipiente perfecto estaba orgulloso de sus logros. Pero el pobre recipiente fracturado estaba avergonzado de sus imperfecciones, y se sentía miserable porque solo podía cumplir con entregar la mitad de lo que se supone que tenía que entregar.

Un día, después de dos años de notar que estaba fallando, habló con el cargador de agua mientras se encontraban en el río.
- Estoy avergonzado y quiero pedirte disculpas. Dijo el recipiente.
- ¿Porqué?. Preguntó el cargador. - ¿Porqué estás avergonzado?
- Durante dos años, debido a la fractura que tengo en mi costado, solo he podido entregar la mitad de mi carga, el agua se escapa mientras tú recorres todo el camino hasta la casa de tu maestro. Por culpa de mis desperfectos, tú tienes que hacer todo este trabajo y no obtienes el reconocimiento completo por tus esfuerzos.

El cargador de agua sintió lástima por el viejo recipiente, y en su compasión le dijo.
- Mientras regresemos a la casa de mi maestro, quiero que notes las hermosas flores que hay por el camino.

En efecto, mientras subían la colina, el viejo recipiente notó que el sol calentaba las bellas flores salvajes que estaban a un lado del camino, y eso lo alentó un poco. Pero al final del viaje, aún se sentía mal porque dejaba escapar, sin querer, la mitad de su carga, así que nuevamente se disculpó con el cargador por su falla.

- ¿Notaste que únicamente había flores de tu lado del camino y no del lado del otro recipiente?. Dijo el cargador. - Eso es porque yo siempre he sabido de tu desperfecto, y tomé ventaja de él. Planté semillas de flores en tu lado del camino, y cada día, mientras regresamos, tú las riegas. Por dos años he podido cortar esas bellas flores para decorar la mesa de mi maestro. Si tú no fueras como eres, él no podría tener esa bonita gracia en su casa…

Cada uno de nosotros tiene desperfectos únicos. Todos somos recipientes fracturados; pero si lo permitimos, Dios usará nuestros desperfectos para decorar su mesa. En la gran economía de Dios nunca hay pérdidas. Deja de sentir miedo por tus desperfectos; conócelos y tú también podrás ser causa de belleza. Ten en cuenta que en nuestra debilidad encontramos nuestra fuerza.

Waheguru Ji Ka Khalsa!
Waheguru Ji Ki Fateh!!

Copyright © 2009 Sikh Dharma Bhaibandi, All Rights Reserved, Derechos Registrados
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Para comunicarte directamente con

Bhai Haribhajan Singh Khalsa
Fundador de Sikh Dharma Bhaibandi

escríbele a : bhaiji@bhaiji.info

MEDICOS SIKH

MEDICOS SIKH
COMUNIDAD SIKH EN ESPAÑOL

NACION-KHALSA-NATION