domingo, noviembre 22, 2009

GURU TEG BAHADUR JI


Guru Teg Bahadur Ji
(1621 - 1675)
Guru Tegh Bahadur era el hijo menor de Guru Hargobind y Bibi Nanki, nació en Amritsar el 1 de Abril de 1621. Desde una edad temprana, Tegh Bahadur fue entrenado en las artes marciales de la espada, caballería y por supuesto en la parte religiosa, en donde el sabio Baba Buddha y Bhai Gurdas estuvieron encargados.
En febrero de 1633 Tegh Bahadur se casó con Gujari, hija de Lal Chand y Bishan Kaur. Durante sus años de juventud, Tegh Bahadur luchó al lado de su padre Guru hargobind, pero después de la fiera y sangrienta batalla de 1634 en Kartarpur, el decidió involucrarse en el camino de la renunciación y meditación.
Cuando Guru Hargobind se acentó en Kiratpur para vivir el resto de su vida en paz, Tegh Bahadur pasó nueve años con su padre antes de mudarse en la casi inhabitada villa de Bakala en 1656 y se retirara a la contemplación. Se hizo conocido como "Tyag Mal" lo cual significa "El maestro de la renunciación" Aquí Tegh Bahadur pasó largos años en meditación y oración. Guru Hargobind no escogió a Tegh Bahadur como su sucesor, porque los Sikhs en ese entonces nececitaban un líder, debido a que su hijo menor había escogido el camino de la renunciación, escogió entonces a Guru Har Rai, su nieto. Guru Har Rai pasó su luz a Guru Harkrishan para que fuera su sucesor, pero como Guru Harkrishan murió de repente en Delhi en el año de 1664 antes de morir, al no poder hablar o moverse por la debilidad, lo que dijo fue que su sucesor sería "Baba Bakala".
Siguiendo la ultima voluntad de Guru Harkrishan, un gran número de Sikhs arrivaron a la villa de Bakala para buscar a su nuevo Guru. Cuando los Sikhs llegaron en grandes grupos a Bakala para encontrar al Guru, fueron confrontados por 22 miembros de la familia Sodhi y cada uno de ellos reclamaba ser el Guru y sucesor de Guru Harkrishan. Los Sikhs entraron en una seria confusión, pues no sabían quie era el verdadero Guru.
Mientras tanto un rico comerciante llamado Makhan Shah se encontraba en sus barcos llevando un valioso cargamento, una fiera tormenta los atrapó en medio del mar. El comerciante prometió en su mente, dar quinientas monedas de oro al Guru si sus bienes llegaban con bien a casa. Su deseo fue cumplido y su mercancía llegó sin rasguño alguno al puerto. Makhan Shah inmediatamente partió a Delhi en donde recibió la tragica noticia de que Guru Harkrishan había muerto y que su sucesor estaba en Bakala. Makhan Shah entonces fue a Bakala para pagar su promesa al Guru. Cuando finalmente llegó ahí se topó con la misma confusión que el resto de los Sikhs: ¿Quién era el verdadero Guru?
Siendo un hombre de negocios, Makhan Shah decició que pagaría tributo a todos los veintidos y que pondría dos monedas de oro ante cada uno. Cuando terminó de visitar a todos los reclamantes, un niño le dijo que un hombre Santo vivia atravesando la calle; así que decidió que debía pagarle tributo a él también. Cuando Makhan Shah entró en la casa encontró a Guru Tegh Bahadur meditando, le habían informado que a Tegh Bahadur no le gustaba recibir visitas sino que le gustaba pasar su tiempo en meditación; así que decidió esperar hasta que terminara de meditar, cuando terminó situó dos monedas de oro ante él. Ante esto, Guru Tegh Bahadur sonrió y le dijo a Makhan Shah, "Pensé que habías dicho quinientas monedas". Makhan Shah se emocionó tanto que besó los pies del Guru y empezó a gritar desde el techo "¡He encontrado al Guru, encontré al Guru!". Todos los Sikhs se apresuraron a la casa de Tegh Bahadur y cuando oyeron la historia hubo mucho regocijo durante varios días. Así fue como el Santo Guru Tegh Bahadur fue aclamado el verdadero Guru de los Sikhs y sucesor natural de Guru harkrishan.
Los Sikhs empesaron a llegar para ver al Guru y a ofrecerle y presentarle muchos obsequios y ofrendas. Quien no estaba muy contento con todo este asunto era Dhir Mal, nieto de Guru Hargobind, quien deseaba ser aclamado como el Guru porque tenía en su posesión el Guru Granth Sahib escrito por Guru Arjan Dev. Dhir Mal se enojó tanto que planeó un intento de asesinato; él mandó a Shihan, un masand (sacerdote) leal a él y a algunos hombres a atacar al Guru mientras dormía. Los hombres de Dhir Mal atacaron la casa de Guru Tegh Bahadur, dispararon al Guru y saquearon sus pertenencias. Afortunadamente Guru Tegh Bahadur no estaba herido de seriedad.
Algunos Sikhs leales entraron a la casa de Dhir mal y la vaciaron incluyendo la copia original del Guru Granth Sahib; todo esto se lo presentaron al Guru en forma de venganza. Guru Tegh Bahadur creía en el perdón y ordenó que todas esas cosas se devolvieran, incluyendo el original del Guru Granth Sahib. Guru Tegh Bahadur aceptó el rol de ser líder de los Sikhs y organizó muchos viajes misioneros, él visitó Kiratpur y de ahí visitó otros grandes centros del Sikhismo, Tarn Taran, Khadur Sahib, Goindwal y Amritsar. En Amritsar Guru Tegh Bahadur tomó un baño en la sagrada piscina pero se rehusó a entrar al Templo Dorado, el cual estaba bajo el control de Harji, nieto del famoso creador de problemas de los Gurus, Prithi Chand.
Guru Tegh Bahadur regresó a Kiratpur y ahí encontro que algunos mienbros de la familia Sodhi estaban celosos y decidió fundar un nuevo pueblo. El Guru adquirió un pedazo de tierra del rajá de Kahlur y fundó el pueblo de Chak Nanaki en 1665, llamado así en honor de su madre (más tarde este lugar se conocería como Anandpur Sahib). El Guru continuó sus viajes para esparcir el mensaje y enseñanzas del Sikhismo a las masas. Acompañado por su esposa y su madre, Guru Tegh Bahadur viajó por todo el país. El Guru viajó por todo el Punjab, en donde quiera que paraba, el Guru recibía bienes y construía para la gente cocinas comunitarias.
Guru Tegh Bahadur continuó su viaje a través de Haryana y llegó a Delhi. Aquí el Guru conocío a las congregaciones de Delhi quienes venían en grandes números para verlo. El emperador Aurangzeb estaba lejos de Delhi en ese entonces. Guru Tegh Bahadur continuó su misión de esparcir las enseñanzas a las masas, visitó Kurekshetra, Agra, Ittawa y Allahabad. En cualquier lugar que se detuviera enseñaba sobre trabajo honesto y caridad. El Guru también regalaba los obequios que recibía para los devotos. En Priyag, la esposa del Guru, Gujri se embarazó.
Guru Tegh Bahadur viajó a la ciudad sagrada hindú de Banaras y luego a Gaya y Patna; muchos custodios de templos en esas ciudades invitaban al Guru para que realizara rituales y ceremonias para él mismo y sus ancestros, pero el Guru se rehusaba diciendo; "Aquel que confía en Dios y lleba una vida honesta compartiendo con los otros y sin herir a nadie, no necesita realizar rituales. Su alma siempre estará saludable, y en cuanto a los ancestros, ellos reciben la recompensa de lo que vivieron por ellos mismos y nadie puede bendecirlos o maldecirlos despues de que ya se han ido," Guru Tegh Bahadur llegó a Patna en donde permaneció por algún tiempo. El Guru dejó a su familia aquí mientras su esposa esperaba a su hijo y continuó su viaje a Dacca y a la mayor parte del este de la India que no se visitaban desde el tiempo de Guru Nanak. Las congregaciones de Sikhs estaban jubilosas de ver a su Guru.
En Diciembre de 1666 mientras el Guru se encontraba en el este, recibió la noticia de que había sido bendecido con un bebé, un hijo llamado Gobind Rai. En este viaje que duró tres años, Guru Tegh Bahadur visitó a tantas personas como pudo. Mientras, en Assam en 1668, Guru Tegh Bahadur pudo conseguir un tratado de paz entre el gobernante de Ahom y las numerosas fuerzas enviadas por Aurangzeb bajo el comando de Raja Ram Singh de Amber. En 1669 y 1670 el Guru emprendió el viaje de regreso a Patna para ver a su joven hijo Gobind Rai por primera vez. Aquí, Guru Tegh Bahadur pasó más de un año con su familia entrenando a su hijo en las escrituras sagradas, montar a caballo y espada.
Guru Tegh Bahadur mandó a su familia al Punjab meintras continuaba su trabajo misionero. El Guru finalmente regresó a Anandpur Sahib entre 1672 y 1673. Aquí miles de Sikhs devotos llegaron para verlo y escucharlo. Mientras el Guru atendía a sus devotos en Anandpur, las cosas en el país se iban deteriorando rápidamente bajo el mando del tirano Aurangzeb. Desde que subió al poder capturando a su padre y mantando a sus dos hermanos, Aurangzeb se estaba volviendo cada vez más poderoso. Después de diez años, ya estaba en posibilidad de empezar a aplicar su poder por todo el país. Aurangzeb era un musulmán ortodoxo quien estaba empeñado en limpiar a la India de todos los "Infieles" y convertirlos al Islam. Aurangzeb no tenía nada de tolerancia hacia las otras religiones y empezó una brutal campaña de represión. Muchos famosos templos hindúes en el país fueron demolidos y se construyeron mezquitas en su lugar. Los ídolos hindúes eran puestos en las escaleras de las mezquitas para que los peregrinos musulmanes los pisaran al pasar.
Aurangzeb impuso un gran número de decretos. En 1665 prohibió a los hindúes realizar el festival de Diwali. En 1668 prohibió a los Jatras hindúes, en 1671 ordenó que solo los musulmanes podían poseer tierras, e hizo un llamado para que los cleros hindúes fueran destruidos. En 1669 ordenó a todos los gobernadores que destruyeran todos los templos y escuelas de los "Infieles", y ordenó también que las enseñanzas y las práctias de idolatría u otra forma de beneración fueran detenidas. En 1674 se confiscaron las tierras que poseían los hindúes en Gujarat para fines religiosos.
En este clima de total intolerancia, el gobernador de Kashmir, Iftikhar Khan tomó el objetivo de convertir a la población hindú al Islam con la fuerza de la espada. Los Brahamanes de Kashmir eran total y altamente ortodoxos y eran líderes de la religión; así que Aurangzeb tomó la desición de que si convertían primero a esos Brahamanes al Islam, el resto de la población facilmente los seguiría. Aurangzeb no quería ver en su reinado ningún talik (Marca sagrada en la frente) o janaeu (Sagrado hilado) o ningún objeto de este tipo.
Dando Aurangzeb un ultimantum, una gran delegación de 500 Brahamanes de Kashmir decidieron viajar a Anandpur Sahib para buscar la ayuda de Guru Tegh Bahadur. Esta delegación era guiada por Pandit Kirpa Ram Datt (Quien más adelante se convertiría en el maestro de Sánscrito de Guru Gobind Singh y posteriormente se covirtiera en Khalsa y muriera en la batalla de Chamkaur). Los Brahamanes le explicaron al Guru la situación y le pidieron interceder en este asunto.
Mientras el Guru meditaba en este asunto, su hijo de nueve años Gobind Rai entró al salón y notó la seriedad y el triste humor que reinaba, el joven Gobind Rai preguntó a su padre lo que estaba pasando. Guru Tegh Bahadur le dijo "A menos de que un hombre santo ofrezca su cabeza por el bien de estos pobres Brahamanes, no hay esperanza para que escapen de la tiranía imperial". Gobind Rai contestó, "Reveredo padre, ¿quién estaría mejor equipado para esto que tú? Guru Tegh Bahadur abrazó a su hijo y lloró de alegría. "Yo solo estaba preocupado por el futuro, porque tú todavía estas muy jóven." "Dejame con Dios…" dijo Gobind "… y acepta el reto de los mughals".
Aunque Guru Nanak se había rehusado a usar el hilado sagrado cuando era joven, los Gurus seguían creyendo en la libertad religiosa y el derecho de los Hindúes, Musulmanes y Sikhs de vivir en paz y practicar sus propias religiones. Con esto, Guru Tegh Bahadur se puso el guante para luchar por la libertad religiosa y les dijo a los Brahames que informaran a Aurangzeb que los Brahamanes aceptarían jubilosos al Islam si Guru Tegh Bahadur podía ser convencido de convertirse.
Guru Tegh Bahadur hizo preparativos para irse a Delhi, dijo adiós a su familia y a sus seguidores y dijo que su hijo Gobind Rai sería el siguiente Guru. Acompañaron al Guru en su viaje y también se prepararon para aceptar las consecuencias de cualquier cosa que pudiera pasar los Sikhs Bhai Mati Das, Bhai Dyala y Bhai Sati Das. Tan pronto como Aurangzeb escuchó la noticia ordenó que de inmediato arrestaran al Guru. Guru Tegh Bahadur y sus acompañantes fueron arrestados poco tiempo después de que dejaron Anandpur Sahib y los llevaron encadenados a Delhi.
Cuando lo llevaron ante Aurangzeb, éste le preguntó que porqué se hacia llamar Guru o profeta o "Sacha Padsah"(El verdadero Rey) y que si realmente creía en eso que decía entonces debería realizar un milagro antes sus ojos para justificar sus díceres. Guru Tegh Bahadur reprendió al emperador por su ciego y ortodoxo y por su persecución hacia otras fes, "El hinduísmo tal vez no sea mi fe, y tal ves no crea en la supremacía de los vedas o en los Brahamanes ni en ídolos o sistemas de castas o lugares de peregrinaciones ni en ningún otro ritual, pero yo pelearía por el derecho de todos los hindúes de vivir con honor y practicar su fe de acuerdo con sus propios ritos." "Cada gobernante en el mundo morirá algún día, pero no la palabra de Dios o sus Santos. Es por eso que la gente no solo me llama su Rey Verdadero sino que lo han hecho dos siglos antes de mi en respeto a mi Casa y también en respeto a los otros que los precedieron y se identificaron ellos mismos, no con el contingente temporal, sino con lo eterno y lo no eterno."
El Guru se rehusó a realizar algún milagro diciendo, "Ese es el trabajo de charlatanes para enganchar a la gente. Los hombres de Dios dejan todo a la voluntad de Dios." Guru Tegh Bahadur se rehusó a abrazar al islam diciendo: "Para mi solo hay una religión, la de Dios y todo lo que pertenece al Él, sea hindú o sea musulman yo le pertenesco a Él y Él me pertenece a mi. Yo tampoco convierto a otros por la fuerza aunque a mí me sometan a la fuerza para cambier mi fe".
Aurangzeb enfureció tanto que ordenó que torturaran a Guru Tegh Bahadur hasta que aceptara al Islam y si no lo aceptaba que lo asesinaran. Guru Tegh Bahadur fue objeto de muchas crueldades, lo mantuvieron en una jaula de acero y no lo alimentaron por muchos días; lo obligaron a ver como cortaban vivo a su fiel devoto Sikh Bhai Mati Das en dos partes con unos pilares. Bhai Dyala fue hervido vivo con agua hirviendo y Bhat Sati Das fue envuelto en algodón y fue quemado vivo. El Guru vió esas crueldades con tal fuerza que no mostró ningún incomodo o enojo.
Finalmente el 11 de Noviembre de 1675 Guru Tegh Bahadur, mientras rezaba, fue públicamente decapitado con la espada de un verdugo.
El cuerpo del Guru fue dejado en el polvo y nadie se atrevía a recogerlo por miedo a las represalias del emperador. Una tormenta enorme barrió con la ciudad y bajo la cubierta de la noche un Sikh llamado Bhai Jaita recogió la sagrada cabeza del Guru y la llevó a Anandpur Sahib para entregarla al hijo de Guru Tegh Bahadur. Otro Sikh llamado Bhai Lakhi Shah que tenía una carreta, pudo recoger el cuerpo sin cabeza del Guru y llevarlo a su casa. Ya que un funeral público sería muy peligroso, Bhai Lakhi Shah cremó el cuerpo incendiando su propia casa. Mientras tanto la cabeza fue entregada al joven Guru gobind Singh y a la viuda Mata Gujari.
El 16 de Noviembre de 1675 se contruyó una pira de sándalo salpicada con rosas y la cabeza de Guru Tegh Bahadur fue cremada por el joven Guru Gobind Rai.
Con el final del reino terrenal del noveno Nanak, Guru Tegh Bahadur; nunca ninguna persona y mucho menos un líder religioso en los anales de la historia se ha sacrificado para salvar la libertad religiosa de otra fe diferente a la suya.


No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Para comunicarte directamente con

Bhai Haribhajan Singh Khalsa
Fundador de Sikh Dharma Bhaibandi

escríbele a : bhaiji@bhaiji.info

MEDICOS SIKH

MEDICOS SIKH
COMUNIDAD SIKH EN ESPAÑOL

NACION-KHALSA-NATION